lunes, 7 de abril de 2014

La educación líquida: ¿les enseñamos a nadar?

Tras leer un post antiguo de mi blog, un amigo, padre de dos hijos en edad escolar, me preguntó: "¿Qué es eso de la educación líquida? ¿Ahora hay que enseñar a los niños a nadar?"

En un primer momento su pregunta me hizo sonreír, pero luego me di cuenta de que quizás no iba tan desencaminado...

La educación tradicional, la que aún hoy impera en la mayoría de nuestras aulas, lo único que aporta a nuestros alumnos es un flotador para que evitar que se hundan en las profundidades del mar de la educación.

Les proporciona tan solo una tabla de madera que los mantiene a flote (como a los náufragos de las historias de piratas), pero los lleva a la deriva a merced de los vientos y las mareas.

Con este tipo de educación, los futuros ciudadanos de nuestra sociedad no disponen de las herramientas que les deberían permitir adaptarse a los cambios constantes de nuestro mundo.

El nuevo paradigma educativo debe enseñar a nadar nuestros alumnos. Debe enseñarles a hacerlo en distintos estilos (crol, espalda, mariposa, braza) para que puedan nadar contracorriente, para que puedan dirigirse hacia donde ellos quieran y no hacia donde les lleve la corriente.

Esos estilos de natación que debemos enseñar en nuestras escuelas son las competencias clave (o básicas) que les han de permitir aprender a lo largo de la vida, que les han de permitir dirigir sus pasos hacia los objetivos que se propongan.

Mi amigo tenía razón: educar en estos tiempos líquidos es enseñar a nadar en las agitadas aguas de estos tiempos de incertidumbre.

4 comentarios:

  1. Buenas tardes Salvador,
    Me ha resultado muy interesante el contenido de tu entrada, considero que la competencia de "aprender a aprender" debe ser principalmente la que guie a estos jovenes .

    En estos tiempos de rapidez y cambio, (tiempos liquidos)es más necesario que nunca que enseñemos a los más jovenes a pensar por si mismos, que sean dueños y construyan su propio conocimiento, y considero que con el esfuerzo de todos, podremos mejorar la educación y conseguir que esos niños "aprendan a nadar".

    Un saludo, de un futuro Pedagogo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rubén. Es fundamental que enseñemos a pensar a nuestros alumnos... más allá de la pura memorización de contenidos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Salvador, esta es la primera vez que ingreso a tu blog y me gusto mucho tu post, considero que es crucial enseñarle a los jóvenes distintos estilos de "natación" para que puedan enfrentar las distintas corrientes que puedan ver afuera al salir de las escuelas y optar por un camino selecto a través de la educación superior.

    recientemente empece un blog en el mismo ámbito y me gustaría que te pasaras en algún momento y me dieras tu opinión personal. Gracias

    http://profesorsaber.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Hola Salvador, es la primera vez que veo en tu blog, me gustó mucho tu forma de hacer un símil, sobre la educación de hoy,con saber nadar entre las mareas cambiantes.

    ResponderEliminar